En la industria y en los trabajos verticales es fundamental elegir correctamente tu descensor basándose en las necesidades de tu actividad.

Recordemos que cuando iniciaron los trabajos verticales el uso del “ocho” era bastante común entre los técnicos, sin embargo, en esta nota veremos la evolución de las herramientas en este tipo de trabajo.

Actualmente tomamos algunas Normativas Europeas como referencia para los descensores: 

EN 341 (Dispositivo de Rescate).

Siempre que estamos haciendo trabajos en altura debemos de pensar en un Plan de Rescate, ¿qué haríamos en caso de un accidente? Es por esto que nuestro dispositivo debe de estar preparado para dicha maniobra. 

EN 12841 tipo C (Descensor de Acceso por Cuerdas). 

Una característica que debe de tener nuestro dispositivo es ser autofrenante, esto significa, que el técnico podrá quedarse estático en el sitio de trabajo sin necesidad de hacer ningún nudo o bloqueo del sistema, como lo tendría que hacer en el caso de un “ocho” o un descensor de barras. 

EN 15151-1 (Sistema de Aseguramiento en Escalada). 

Dentro de industria de la de energía y telecomunicaciones existe, el acceso a torres, donde es muy común que se haga mediante técnica de escalada colocando anclajes temporales sobre las estructuras.

Pero, ¿adicional a las normativas que otras características podemos encontrar?

Durabilidad: actualmente nuestros descensores tienen puntos de fricción de acero inoxidable lo que incrementa el tiempo de vida de nuestro dispositivo.

Seguridad: toda nuestra línea de descensores autofrenantes industriales cuenta con la patente AUTO LOCK, lo que permite que el dispositivo siempre regrese a una posición de bloqueo.

Polivalencia: ¿para que más podríamos usar un descensor Petzl? dependiendo del modelo podríamos realizar más actividades y no solo descender, manejo de cargas, instalación de tirolesas de cuerda, instalación de líneas de vida, rescate desde un punto de anclaje, ensamble de kits de rescate, entre otras.

No olvides que nuestros descensores son de la familia metálicos cuyo tiempo de vida es ilimitado, sin embargo, están sujetos a desgaste; por lo que te recomendamos leer las fichas técnicas e inspeccionar tus productos al menos cada 12 meses.

Adquiere tus descensores con nuestros distribuidores autorizados.